5 trucos para crear contenido de valor que impulse las ventas

Publicado por VientoPintado en

El marketing de contenidos es una de las herramientas orgánicas más usadas y eficientes. Aportar valor debe ser siempre la prioridad y la guía que defina cualquier estrategia de marketing de contenidos. El reto consiste en transformar ese contenido de valor en ventas.

Los 5 pasos para que tu contenido se convierta en ventas

Titular cautivador

El título del contenido es determinante para enganchar al usuario. Si consigue resumir el tema de una forma llamativa e interesante, es probable que al menos el usuario haga clic y comience a leer el artículo.

Hay algunas técnicas que están ampliamente probadas y que funcionan muy bien:

  • Utilizar expresiones como: guía o paso a paso.
  • Comenzar con: por qué, cómo, qué.
  • Elaborar listados
  • Usar palabras del tipo: razones, principios, trucos, formas, ideas.

Puedes probar con esta fórmula:

NÚMERO + ADJETIVO + PALABRA CLAVE + PROMESA DE VALOR

Introducción atractiva

El gran complemento del titular es el extracto que suele aparecer justo debajo. Se trata de intrigar y enganchar al lector en apenas un par de frases. El resumen debe ser fiel al contenido del artículo.

Como se suele decir, las mentiras tienen las patas muy cortas. Puedes crear un gran titular y una potente introducción, y así conseguir montones de visitas a ese post. Sin embargo, si el contenido del post no tiene calidad, o peor aún no tiene relación alguna con lo que el visitante esperaba leer, éste saldrá pronto de tu página y no dudes que la imagen que se llevará de tu blog no va a ser buena. Quizá ganes muchas visitas, pero estas no volverán. Esto son los odiosos clickbaits.

El truco para crear una buena introducción es explicar claramente al lector lo que va a leer y por qué se puede beneficiar de ese contenido. Si quisiera leer una novela, seguramente no habría llegado a tu blog, así que no pierdas la oportunidad de demostrarle que vas a contarle lo que está buscando.

En el caso de las landing pages, o páginas de aterrizaje. El subtítulo debe mostrar las características principales del producto o servicio que estás ofreciendo. Trata de usar viñetas y poco texto. La idea es que de un vistazo, toda la información sea fácil de escanear, procesar y retener.

Formato del contenido

El cuerpo de la entrada del blog o de la landing page, debe tener una estructura sencilla y que entre por la vista en un primer vistazo. Si nada más abrir un artículo solo vemos texto, quizá la pereza borre cualquier interés que haya generado el título y la instrucción.

Algunos instrumentos para facilitar la lectura son:

  • Uso de subtítulos para diferenciar bloques de contenido
  • Párrafos cortos de no más de 6 líneas
  • Viñetas para enumerar los puntos clave del contenido
  • Elementos visuales

Elementos visuales

Aligera la lectura. Avanzar por el artículo debe ser una experiencia satisfactoria y no un constante “cuándo acaba esto”. Los titulares y párrafos son recursos más que comunes. Además, la diferencia entre insertar alguna imagen, vídeo, o infografía aquí y allá, crea en el lector un descanso y una lectura mucho más amena.

Para que tengas una referencia. Insertar una imagen cada 75 o 100 palabras supone que puedas duplicar la interacción con tu artículo respecto a no hacerlo.

Sin embargo, los recursos visuales no siempre tiene por qué ser imágenes. Depende del contenido podrás utilizar diferentes formatos:

Infografías

Las infografías es uno de los elementos más potentes. Son la combinación perfecta entre imagen y texto y su contenido es muy fácil de asimilar, es concreto y visual. Quizá sea el formato más atractivo para presentar contenido. No dudes en incluir una infografía en tus artículos para aportar un extra de valor.

Aquí un pequeño spoiler:

– Vídeos

Sin duda, el vídeo lleva años pisando fuerte y está cada vez más presente en nuestros días y cada vez preferimos más este formato para consumir cualquier tipo de contenido, ya sea didáctico o de entretenimiento.

Eso sí, la tendencia es cada vez a que sean más cortos. No conviene exceder el tiempo más de los estrictamente imprescindible para contar lo que queramos.

– Tabla y gráficos

Los datos siempre demuestran certezas y transparencia. Apoyar tus argumentos con tablas y gráficos facilitan la interpretación de los datos y además aportar credibilidad.

– Capturas de pantalla

Muchas veces una imagen vale más que mil palabras. Este es el caso de un pantallazo de pantalla. Cuando se trata de describir un procedimiento, o programa, apoyarse en pantallazos hace que inmediatamente el usuario identifique de lo que se está hablando.

Llamada a la acción que convierta el contenido en ventas

El CTA, call to action, o simplemente “llamada a la acción”, es el pasaporte a la conversión. A menudo se deja esto para el final, cuando el usuario acaba de leer un contenido de alto valor, y se le invita a ampliar o acceder a otros recursos que lo maximicen.

Un llamado a la acción puede ser un enlace a una descarga de contenido, una suscripción, un enlace de afiliados o una landing page de venta.

Algunos consejos para que este CTA convierta mejor es decirle al lector:

  • Qué hacer. Dile al lector lo que debe hacer. Empezar la frase con un verbo es una técnica bastante efectiva.
  • Qué va a conseguir. Indica claramente qué va a obtener si hace esa acción y por qué le interesa
  • Cuándo debe hacerlo. Generar sensación de urgencia e inmediatez evita la procrastinación y predispone al usuario a actuar. Emplea palabras como ahora, hoy, ya.
  • Eres especial. Un pequeño refuerzo al mérito por haber llegado hasta ahí. Palabras como “exclusivo”, “para ti”, “personalizado”, refuerzan la idea de que ese contenido es para personas como él.
  • Palabras mágicas. “Gratis”, “ahorro”, “oportunidad”. Estos términos resuenan muy bien en nuestra mente y son grandes aliados de las conversiones. Úsalos de forma honesta y coherente.

De los 5 puntos, quizá este sea el más decisivo cuando hablamos de conversión. Te recomendamos que hagas una prueba A/B con 2 fórmulas para quedarte con la que mejor funcione.

¿Parece sencillo verdad? Lo es. Ten en mente estos 5 puntos a la hora de redactar tu próxima entrada o desarrollar una landing page. Verás como consigues que tu contenido de valor se convierta en ventas.

Categorías: Marketing

0 comentarios

Deja una respuesta

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad